Slide background

Visita el museo!

Slide background

Programa educativo del Museu de Lleida 2019 - 2020

Slide background

Slide background

donacio Gebut

La familia Ibars-Pallàs cede un conjunto de objetos arqueológicos procedentes del yacimiento de Gebut (Soses) al Museu de Lleida

Un conjunto de materiales arqueológicos procedentes del yacimiento de Gebut, en Soses, han ingresado en el Museu de Lleida gracias a la cesión permanente de la familia Ibars-Pallàs, establecida en Aitona desde los años 30. Los materiales, mayoritariamente cerámicos, completarán el conjunto que ya posee el Museu de Lleida procedente de Gebut y, con ellos, el conocimiento sobre el yacimiento y la historia de su descubrimiento.

Los objetos cedidos al Museo proceden de las excavaciones realizadas entre 1936 y 1939 por Josep Ibars Serrate, en las que colaboró su hijo, Joan Ibars Solà, que entonces tenía unos catorce años y que es quien ahora cede todo el material.

Josep Ibars Serrate era un dorador de retablos y restaurador de obras de arte. Era un apasionado de la historia antigua del Bajo Segre y de aquí que fuera uno de los primeros eruditos locales en interesarse por los yacimientos arqueológicos de aquel entorno geográfico. Acompañado del rector de la parroquia de Aitona, constató que en la colina de Gebut afloraban muchos materiales cerámicos y estructuras, y de aquí que Ibars iniciara los trabajos arqueológicos en el yacimiento, con el visto bueno del director del Museu del Poble en aquellos años, Salvador Roca i Lletjós.

Una vez finalizada la guerra y ante el nuevo panorama político, la importancia
de los hallazgos efectuados llevaron a Josep Ibars Serrate a contactar con la
delegación leridana del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional
(SDPAN), entonces encabezada por Josep Antoni Tarragó Pleyan. El objetivo era
mostrar el yacimiento y entregar el material arqueológico que el Sr. Ibars y su hijo habían extraído y, al mismo tiempo, poder continuar trabajando amparados por la institución. Los miembros del SDPAN visitaron el yacimiento y, tras contrastar su importancia y las potencialidades que ofrecía, cogieron el relevo de Ibars en las excavaciones, y eludieron su papel como descubridor de Gebut. En 1941 una parte importante de los objetos recuperados y restaurados por Josep Ibars fueron decomisados por aquella institución, iniciando así una colección de materiales ibéricos y romanos que en el futuro nutrirían los fondos del Institut d’Estudis Ilerdencs.

Durante 70 años, la familia Ibars-Pallàs ha conservado los materiales que no les fueron decomisados entonces y una vez reparado el agravio y reconocido el mérito y el buen trabajo realizado a lo largo de años de trabajo y cuidado, los  entrega al Museu de Lleida, cerrando una herida moral que este asunto causó en la familia y con la voluntad de restituir la memoria. Hoy, con esta cesión, se completa el conjunto de materiales procedentes de Gebut que conserva el Museo, y con ellos, el conocimiento que tenemos sobre el yacimiento y la historia de su descubrimiento.

El Museu de Lleida agradece el gesto de la familia Ibars-Pallàs a la vez que reconoce el altísimo sentido de responsabilidad patrimonial que han demostrado a lo largo de los años el Sr. Josep Ibars Serrate y su hijo, el Sr. Joan Ibars Solà, conservando el conjunto de materiales arqueológicos y cediéndolos al Museu de Lleida. El Museo conservará la memoria de la historia del hallazgo y de los esfuerzos humanos por el mantenimiento de la colección.

El yacimiento de Gebut

El yacimiento se encuentra en la partida de Gebut, en el municipio de Soses, sobre la cima, las vertientes i el plano de una colina, cerca de la carretera que conduce a Aitona. Se trata de una zona con numerosos yacimientos que van desde el neolítico hasta la edad media. Las excavaciones llevadas a cabo desde 1941, así como las de los años 80 del siglo XX codirigidas por la Universitat de Lleida y el Servei d’Arqueologia i Paleontologia de los SSTT de Cultura de la Generalitat de Catalunya, han proporcionado materiales que van desde la edad del hierro hasta el Alto Imperio. El poblado de la cima plana de la colina lo integran una serie de viviendas ordenadas a partir de dos calles enlosadas, y se constata la existencia de una cisterna y de red de alcantarillado. Todo ello nos muestra un Oppidum ilerget, un núcleo urbano de tipo medio bastante relevante entre los conjuntos más monumentales de la cultura ibérica en Catalunya.

Respecto a los materiales que han aparecido, conservados en el Museu de Lleida, se corresponden mayoritariamente al período de ibérico pleno y época romana republicana e imperial, con diferentes vasos, urnas y otras vasijas cerámicas, aparte de estatuillas de arcilla, objetos metálicos y otros materiales relacionados con la vida cotidiana.